Páginas vistas en total

martes, 29 de marzo de 2011

Corrientes Empieza a Evacuar Pobladores

El Paraná penetra en los ranchos de las familias que viven en la costa correntina, junto con la lluvia incesante. El agua no da tregua y la gente mira cómo avanza sin piedad hasta sus puertas. Masticando bronca, se resignan a esperar que la creciente se detenga. Esto se repite varias veces al año en la costa correntina y la ayuda no alcanza. El drama es mayor cuando lo poco que se tiene se lo lleva el río.
El oleaje continuo arrastra kilos de basura y la acumula en las puertas remendadas de las casillas. La postal se repite en los barrios Caridi, Itatí, Virgen de los Dolores, Esperanza y otros asentamientos costeros. Los pobladores, en su mayoría malloneros, saben cómo se comporta el río. Les da el fruto de la pesca, pero cuando se ensaña les quita todo.

La situación es grave
Según Defensa Civil, no será necesario sacar a la gente porque el río no alcanzaría la altura máxima de 7 metros y, pese a los pronósticos de lluvias, el nivel del agua comenzaría a bajar. Pero las familias que vivieron inundaciones toda la vida entienden, por lo que ven, que la situación es grave. El agua sigue avanzando, no para ni espera.
Por las dudas, los ribereños preparan lo poco que les queda de ropa seca en caso de que ya no puedan resistir. Saben que, en caso de que tengan que dejar el rancho, recibirán comida y abrigo en algún centro. Cuando el río ceda, volverán al “bajo” y todo volverá a comenzar, pese a la indignación y la impotencia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario