Páginas vistas en total

martes, 10 de enero de 2012

Gran mortandad de carpas en el Río Salado y el Parque Natural Laguna de Gómez

Gran mortandad de carpas en el Río Salado y el Parque Natural Laguna de Gómez
Una mortandad de peces puede ser observada a lo largo del curso del río Salado por Junín: en el vertedero de la Laguna de Gómez y a lo largo del canal que surca el Parque Borchex, hay carpas tiradas en estado de descomposición.
Tal como ha sucedido en otras oportunidades, por razones climáticas, la falta de oxígeno en el agua, a partir del aumento de la temperatura, provocó la desaparición de un número importante de peces, fundamentalmente carpas.
La solución sólo depende de una lluvia importante: no sólo para recomponer el caudal de aguas sino también para limpiar estas orillas, dado que el municipio tiene sus máquinas ‘ocupadas’ en distintas obras públicas.

El director de Pesca de la comuna, Julio Rodríguez, confirmó ayer que “entre los días 10 y 15 de noviembre habíamos detectado que la especie carpa estaba con falta de oxígeno en el canal, así que esta mortandad fue esperada”.
“La falta de lluvias hace que los niveles de agua bajen notoriamente y con el aumento de la temperatura, no hay oxígeno y se produce esta mortandad”, explicó.
El funcionario observó que “esperamos que se den pronto las lluvias, para que esta situación no se siga complicando. Si bien estamos haciendo la recuperación del pejerrey en las lagunas, estas sequías estarían afectando en el canal donde abundan las carpas”.
“Esta mortandad arranca desde la caída de agua de la Laguna de Gómez hasta El Carpincho, fundamentalmente donde hay menos profundidad. Donde más se nota es en la Laguna, porque hay muy poco agua en el vertedero, y los peces vivos están encajonados, así que creemos que con las temperaturas que se van a registrar, puede haber más mortandad”, dijo Rodríguez.

La limpieza

Por otra parte, Rodríguez dijo que la representante de la Dirección provincial de Actividades Pesqueras, Viviana Lobato, en compañía de inspectores municipales, “estuvo recorriendo la zona y en los quince kilómetros de canal que vieron, hay muy pocos pejerreyes, sino que la mayoría son carpas”.
“Si las lluvias no nos ayuda, esta situación irá en aumento, porque faltaría aún más el oxígeno y los niveles del agua, además de limpiar con la correntada el canal”, observó el funcionario municipal.
Además, consideró que “si nos ayuda alguna lluvia importante, no haría falta limpiar; sino deberíamos buscar el día y la forma para poder hacerlo, a los efectos de que no nos pase lo mismo que en el 2008, cuando el agua encajonada y la sequía histórica produjo malos olores y malestar en la gente que concurre al Parque Borchex”.

Fuente: Laverdadonline

No hay comentarios:

Publicar un comentario